Víctor y Luis del Valle Piano duo

Prodigios: belleza sonora y virtuosismo en su prodigioso y renovador pianismo.
El País

Hicieron que dos simples pianos de cola sonasen como la Filarmónica de Viena.
Panamá América- Epasa

Magistral fue la interpretación de Víctor y Luis del Valle. Espléndido virtuosismo, inaudita disposición al riesgo y la más alta seguridad de estilo se aúnan en estos dos músicos […] sonidos que quitan la respiración […] muy pocas veces se oyen obras de Mozart de una manera tan convincente.
Stuttgarter Zeitung

Los esperábamos. Y llegaron con el previsible éxito que llevan consigo [...] la espera por presenciar un concierto completo con ellos valió la pena.
Málagahoy

Rompedores, que no rupturistas, estos magníficos respetan estilos y técnicas pero dejan muy clara su propia voz, que es joven y atrevida, vitalista y llena de humor, expresiva y musical a tope.
La Provincia. Diario de Las Palmas de Gran Canaria

Noticias

Jun. 13 2019

OPERA WORLD.- "Valderrama y Del Valle: destellos románticos"


La violinista Ana María Valderrama y el pianista Víctor del Valle unen sus fuerzas en este flamante trabajo discográfico en el sello Eudora para convocar dos de las obras más bellas de la literatura sonatística para violín y piano del Romanticismo tardío, de exigencias técnicas y expresivas muy similares: la Sonata nº 3 de Johannes Brahms y la única Sonata compuesta por César Franck.
La milagrosa conjunción entre ambos intérpretes se evidencia desde la primera pieza que abre el compacto, el enérgico Scherzo de la conocida como Sonata F.A.E., la que escribieran al alimón Robert Schumann, Albert Dietrich y un jovencísimo Brahms de tan sólo 20 años, al que fue encomendada precisamente esta memorable pieza que Valderrama y Del Valle reviven aquí con total contundencia. Ambos intérpretes se complementan en un equilibrio perfecto en estas obras en las que los dos instrumentos son importantes por igual, y donde priman tanto los arrebatamientos como las expansiones líricas y melancólicas (Mélancolie se llama de hecho la hermosa y poética pieza de Franck con que cierran el trabajo).
El violín de Valderrama, timbradísimo, de radiante luminosidad y cantabilidad inefable, se hermana con el atento pianismo de Del Valle, que se pliega al canto de su compañera con discreción y elocuencia. A través de estas dos sonatas, los dos intérpretes respiran al unísono con el resultado de una fluidez y una musicalidad asombrosas. En definitiva, estamos ante una afortunada grabación que está llamada a convertirse en referencia indiscutible del repertorio seleccionado.
Germán García Tomás
https://www.operaworld.es/valderrama-y-del-valle-destellos-romanticos/

Volver